Enero 2018

Esofagitis

Esofagitis

Qué es

Se denomina esofagitis a la inflamación de la mucosa que se encuentra en el esófago, es decir, de la capa interna que reviste el esófago y es una afección que puede deberse a diversas causas.

El esófago es la parte del aparato digestivo que se encarga de comunicar la boca con el estómago y se encuentra separado de dicho órgano por una válvula o esfínter esofágico inferior, también denominado cardias, y que tiene como función evitar que los alimentos y los jugos gástricos refluyan desde el estómago. 

Causas

En la mayoría de los casos, esta patología está causada por el reflujo de líquido del estómago (denominado reflujo gastroesofágico) hacia el esófago, que, al contener ácido, puede irritar el tejido.

Ya que la causa más frecuente de esta afección producida por el reflujo gastroesofágico, los factores que suponen un riesgo en el desarrollo de esta patología son:

  • Obesidad.
     
  • Fumar.
     
  • Tomar determinados medicamentos sin beber mucha agua.
     
  • Vómitos de repetición.
     
  • Cirugía o radiación del tórax, en tratamientos como el empleado para curar el cáncer pulmonar.
     
  • Hernia de hiato, una patología en la que el estómago empuja a través de la abertura en el diafragma, punto en el cuál el esófago se une al estómago.

Existen una serie de alimentos que pueden empeorar los síntomas de la afección, tales como el tomate, las frutas cítricas, la cafeína, el alcohol, los alimentos picantes, el ajo, la cebolla y el chocolate.

Aquellas personas que tienen sistemas inmunitarios débiles también pueden presentar infecciones que las lleven a padecer esofagitis. Estas infecciones pueden producirse por hongos u hongos levaduriformes (en un gran número de casos de cándida) o por virus, tales como el herpes o el citomegalovirus.

 

Evalúa tus síntomas

 

Síntomas

El síntoma más frecuente de esta afección es el ardor o pirosis ya que, en la mayoría de los casos, la causa es el reflujo.

Esta manifestación se suele describir como una sensación de quemazón que sube desde el estómago hasta la garganta. También es posible que se produzca regurgitación, es decir, el paciente tiene la sensación de que el contenido gástrico vuelve a la boca.

Otros síntomas incluyen:

  • Dolor o molestias retroesternales (en la zona del pecho) o en la zona abdominal (con más incidencia en la boca del estómago).
     
  • Tos, náuseas, vómitos o eructos repetidos.
     
  • Pérdida de peso y apetito, sobre todo, en los casos de enfermedad crónica avanzada.
     
  • Dificultad a la hora de tragar (disfagia).
     
  • El reflujo también puede motivar la aparición de úlceras en el esófago, que pueden sangrar y provocar pérdidas de hierro que lleven a una anemia. 

Prevención

Reducir el consumo de café es una medida de prevención recomendada.

Dentro de las medidas de prevención recomendadas para evitar padecer esta patología, la más importante es eliminar o disminuir el consumo de determinados productos en nuestra dieta e incluir otros que pueden resultar beneficiosos.

  • Es importante evitar las comidas abundantes y ricas en grasas, sobre todo, dos o tres horas antes de acostarse, ya que la grasa implica una digestión lenta y genera más reflujo.
     
  • Reducir el consumo de alimentos como el café o las bebidas alcohólicas, incluyendo las de baja graduación, como el vino, la cerveza o la sidra.
     
  • Llevar un horario de comidas y no dejar pasar muchas horas entre comida y comida.
     
  • No tumbarse justo después de comer para evitar que aumente el reflujo. Es recomendable andar para facilitar la digestión.
     
  • Tomar alimentos ricos en fibra para suavizar la mucosa, como la calabaza, el calabacín o la borraja.

Tipos

Dentro de esta afección existen diferentes tipos de presentación de la misma que se diferencian por las causas que las provocan:

  • Esofagitis cáustica: según la Asociación Española de Gastroenterología, este tipo de esofagitis se produce por el consumo de productos cáusticos, que suelen ser los empleados para la limpieza doméstica, tales como la lejía o el amoniaco.
     
  • Esofagitis eosinofílica: es una enfermedad crónica que resulta de la inflamación selectiva del esófago producida por alérgenos que se encuentran en los alimentos o en el mismo aire.
     
  • Esofagitis postradioterapia: provocada por la radiación que se produce en la radioterapia empleada como tratamiento de otras patologías como es, por ejemplo, el cáncer de pulmón.
     
  • Esofagitis medicamentosa: provocada por la ingesta de determinados fármacos, como es el caso de la tetraciclina, que puede provocar úlceras en el esófago.
     
  • Esofagitis infecciosa: debido a hongos u hongos levaduriformes o virus. 

Diagnóstico

Para llevar a cabo la detección de esta patología, se realizan las siguientes técnicas:

  • Gastroscopia: es la prueba que se realiza en la mayoría de los casos y permite ver el esófago directamente y las lesiones de la mucosa, así como detectar otros problemas que se pueden dar en esta zona, tales como la hernia de hiato o la úlcera gástrica.
     
  • pH-metría: sirve para cuantificar la cantidad de ácido que existe en el esófago mediante la colocación de una sonda en el mismo.
     
  • Biopsia: donde el especialista extrae un trozo de tejido del esófago para su análisis.
     
  • Manometría esofágica: mide las presiones dentro del esófago ya que, por ejemplo, en los casos de reflujo, la presión de cierre del esfínter esofágico inferior está disminuida. No es una prueba que se realice de forma habitual. 

Tratamientos

El tratamiento a aplicar en el caso de padecer esta afección dependerá de la causa que lo haya provocado y, por tanto, del tipo.

Para el reflujo, en muchas ocasiones, se puede necesitar la ingesta de medicamentos que ayuden a reducir el ácido estomacal, mientras que las infecciones precisarán de antibióticos.

Para el tratamiento, en términos generales, de esta patología es necesario que se receten determinados medicamentos, para lo cual, en algunos casos, se requerirá que el paciente prescinda de algunos alimentos en su dieta

Otros datos

Siempre que el paciente aplique la terapia que le ha sido recomendada por el especialista, tanto los síntomas como la patología remitirán en la mayoría de los casos.

En el caso de que no se aplique un tratamiento para curar la esofagitis, se pueden producir complicaciones que modifiquen la estructura y la funcionalidad del esófago.  Estas pueden ser:

  • El estrechamiento del esófago, denominada estenosis esofágica.
     
  • Formación de anillos en el tejido anormal, en el revestimiento del esófago o anillos esofágicos.
     
  • Desarrollo de otra patología denominada esófago de Barret en la cual las células que recubre el esófago cambian, lo que a su vez supone un factor de riesgo para el cáncer de esófago. 

 CONSULTE CON NUESTROS ESPECIALISTAS

Ortodoncia para adultos

Ortodoncia para adultos: cosas que debes saber

Cada vez más personas adultas se someten a algún tipo de tratamiento de ortodoncia

 

Imagen: GemaIbarra

La ortodoncia, tal y como reconoce la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO), va mucho más allá de mover dientes. Esta especialidad estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares. El objetivo es restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y la cara y prever, por ejemplo, trastornos en la masticación. Hasta hace unos años la ortodoncia era cosa de niños, pero cada vez es más habitual ver adultos con brákets. El artículo explica cómo es la ortodoncia para adultos y cómo debe ser el cepillado con aparatos en los dientes.

La ortodoncia ha estado siempre asociada a la infancia y la adolescencia por el proceso de crecimiento, pero conseguir unos dientes bien alineados ya no tiene edad. Desde hace unos años, las malformaciones en la dentadura se corrigen ya en cualquier persona. Según un estudio realizado por la Clínica Curull, "se estima que, en la actualidad, más del 35% de las personas que se someten a tratamientos de ortodoncia tienen 20 años o más" y que la mayoría de ellas reconoce que lo hace por razones estéticas. Este es precisamente el principal motivo por el que la mayoría de las personas adultas recurre a la ortodoncia (en un 67% de los casos). También muchos lo hacen porque en su adolescencia no se sometieron a ella aún necesitándolo o, si lo hicieron, no se realizó de manera correcta (y porque los sistemas que se aplicaban entonces no son tan eficaces como los de ahora).

Según informa la Clínica Curull, en muchos casos se da por finalizado el tratamiento de ortodoncia cuando son necesarios "protocolos de retención" para evitar tener que volver a someterse a otro tratamiento. Son aparatos fijos que se colocan en la boca para que las piezas dentales no regresen a su posición inicial, ya que estas tienen una tendencia natural a moverse.

Ortodoncia para todos

La generación y desarrollo de distintos tipos de ortodoncia cada vez más sofisticados ha permitido, en los últimos años, aplicarlos también a adultos. Lejos queda ya la creencia de que la ortodoncia es solo para niños o adolescentes. Esta especialidad ya no tiene límite de edad, aunque los expertos reconocen que la más apropiada se sitúa entre los 12 y los 15 años, cuando la dentición ya es completa, o antes, si se detectan problemas dentales. Cuanto antes se actúe, más efectivos serán los tratamientos y menos irreversibles los daños que puedan provocar en un futuro.

El tratamiento en adultos puede ser más complejo y, en algunos casos, se necesita la colaboración de distintos especialistas

¿Qué hace que surjan problemas dentales? Entre los principales factores que influyen en el desarrollo de la boca están la alimentación, los hábitos y la herencia genética. Las técnicas de ortodoncia, además de corregir problemas estéticos en los adultos, pueden solventar problemas de salud dental como patologías de mandíbula rota.

Pero debe tenerse en cuenta que este tratamiento en adultos puede ser más complejo que en niños y, en algunos casos, incluso puede necesitar la colaboración no solo del ortodoncista, sino del periodoncista (especializado en prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades periodontales como las de las encías), del dentista y del cirujano máxilofacial.

Las técnicas que se utilizan para el tratamiento correctivo, dirigido sobre todo a corregir una maloclusión consolidada, son, según la Sociedad Española de Ortodoncia, de tres tipos distintos:

  • Aparatos funcionales. Están indicados durante la dentición mixta o temporal. Los aparatos modifican el funcionalismo del sistema sobre el que actúa, cambian la dirección e intensidad de las fuerzas musculares y las transforman produciendo desplazamientos dentarios o maxilares correctivos.
  • Aparatos removibles. Son aparatos de "quita y pon", usados durante el crecimiento del niño con el fin de corregir anomalías funcionales, esqueléticas o hábitos en desarrollo. Estos aparatos son distintos de acuerdo a la anomalía que sufra el menor. Conocidos como placas, se emplean sobre todo para la expansión de los maxilares, para corregir apiñamientos leves de dientes y para movimientos dentarios específicos.
  • Aparatos fijos. Es el clásico sistema de ortodoncia con brákets cementados en cada diente y unidos entre ellos por un arco metálico. En cada revisión, el especialista activa estos brákets para que los dientes se vayan moviendo y alineando poco a poco, consiguiendo la estética y la funcionalidad adecuadas. A diferencia de los otros dos aparatos, estos pueden desplazar de manera individual todas las piezas dentarias en cualquier dirección. Con ellos se usan elásticos o gomas intermaxilares, que permiten la presión necesaria para mover dientes y maxilares.

Tipos de ortodoncia

Los tratamientos duran entre un año y medio y tres años. La SEDO matiza que la recomendación de iniciar los tratamientos correctivos hacia los 12 años "no significa que no puedan empezarse en la adolescencia o en la edad adulta", aunque en estos casos los tratamientos tendrán objetivos y resultados distintos. Sí recuerda la importancia de, una vez acabado el tratamiento con aparatos, continuar con los retenedores, diseñados para mantener los dientes hasta que el hueso y las encías se adapten al cambio; por tanto, son temporales.

La ortodoncia también puede ser visible (la clásica) o invisible:

  • Brákets de cerámica. Pueden ser translúcidos o transparentes y se pegan en la superficie exterior de los dientes. No contienen metal visible y no interfieren en el habla.
  • Invisaling. Es un método casi invisible que alinea los dientes mediante un sistema de alineadores o fundas de plástico transparente. Son removibles (se quitan y se ponen) y están hechos a medida para el paciente. Con este tipo de ortodoncia no es necesario llevar brákets.
  • Ortodoncia lingual. Los aparatos son similares a los brákets clásicos, pero con la diferencia de que van enganchados en la parte interna de los dientes, de manera

 

CONSULTE CON NUESTROS ESPECIALISTAS

 

Por MONTSE ARBOIX

Erosiki Consumer

27 de noviembre de 2017

 

 

Trucos para quitar el sueño

 

Trucos para quitar el sueño - soluciones para no dormirse

 

 


 

Es muy frecuente empezar el día con mucho sueño y cansancio cuando hemos descansado mal por la noche, nos hemos desvelado o hemos tenido que mantenernos despiertos para trabajar o estudiar. Cuando esto nos pasa, puede parecernos que es muy difícil espabilarse y concentrarse y, por ello, seguramente busquemos formas de poder dejar el sueño atrás y, así, ser capaces de afrontar el día. Si tenemos mucho cansancio o agotamiento, es muy probable que un café, por muy cargado que esté, no funcione para despertarnos del todo o sus efectos no duren mucho. Por este motivo, en este artículo vamos a explicarte cuáles son los mejores trucos para quitar el sueño.

Descansar bien para evitar el sueño durante el día

Hay que tener en cuenta que no hay nada comparable a un buen descanso para evitar tener sueño durante el día. Si logramos reposar correctamente durante la noche, seguro que por la mañana podemos despertarnos sin sueño y sentirnos llenos de energía para afrontar el día.

Pero, ¿cómo dormir y descansar bien? De lo primero que debemos asegurarnos es que tengamos un buen colchón en el que dormir, es decir, tenemos que elegir uno que se adapte a nuestras necesidades. En la tienda de colchones un especialista podrá guiarte y ayudarte a decidir entre los distintos tipos, tamaños, firmezas y materiales. Por ejemplo, puede que para unos lo mejor sea un colchón viscoelástico, mientras que otros descansarán mejor en uno de látex o muelles.

Es también vital lograr dormir entre 6 y 8 horas seguidas por la noche, así el cuerpo logra regenerarse correctamente y no nos sentiremos cansados. Además, en caso de que sufras insomnio por la noche, puedes probar algunas de las mejores infusiones para dormir bien, como la tila alpina, la melisa, la manzanilla y la lavanda.

Asimismo, para descansar plácidamente por las noches y así evitar el sueño durante el día, también es necesario tener en cuenta qué comemos. Algunos de los alimentos para dormir bien son las carnes magras, como el pollo y el pavo, las almendras, las semillas de lino, el plátano y la miel. Los especialistas indican que son alimentos que nos ayudan a generar melatonina y a relajarnos para a descansar mejor.

Siguiendo estos consejos seguro que logras un buen descanso por la noche y, así, evitarás el sueño durante el resto del día y tendrás más energía.

El agua para evitar el sueño

Son muchas las personas que dicen que por las mañanas no salen de casa sin haberse duchado, ya que esto les ayuda a espabilarse. Lo cierto es que este es uno de los trucos para quitar el sueño más efectivos que hay.

Se recomienda tomar una ducha de agua tibia por la mañana para quitar el sueño y el cansancio. Es mejor usar agua templada para no producir cambios de temperatura bruscos, pero si sientes que no es suficiente para despertarte del todo, entonces, puedes esperar al momento justo antes de salir de la ducha para poner el agua un poco más fría. Con este último toque activarás más la circulación y seguro que te sentirás con mucho menos sueño que antes.

Otra forma para quitar el sueño cuando sientas que el cansancio se apodera de ti es lavarse la cara con agua fría. Sin duda, este es uno de los métodos más efectivos para activarse y sentirse listo para afrontar el día o bien la noche, si lo que necesitas es mantenerte despierto de madrugada.

La hidratación es necesaria para quitar el sueño

Otro truco que te ayudará a quitar el sueño y estar más activo, es tan simple como beber agua. Si no nos mantenemos bien hidratados, la deshidratación afecta directamente a nuestro cerebro, pues no logra mantenerse bien oxigenado haciendo que nos sintamos cansados, desconcentrados y cada vez con más sueño.

Si no bebes suficiente líquidos, sobre todo agua, durante el día te sentirás más cansado y si, además, descansas poco o mal por la noche tienes el agotamiento asegurado. Por ello, es vital que recuerdes beber más agua a diario. Concretamente, los especialistas recomiendan consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Si crees que esto es demasiado, puedes complementar la toma de agua con infusiones naturales o preparando caldos o cremas ligeras, sin sal añadida.

Asimismo, es aconsejable evitar las bebidas que en realidad nos deshidratan, como el exceso de café, los refrescos o el alcohol.

La manzana, perfecta para quitar el sueño

El café y el té suelen ser nuestra primera alternativa cuando se trata de deshacernos del sueño, pero lo recomendable es no excederse de dos o tres tazas diarias, además para quien no disfruta tomando estas bebidas puede que sea una mala opción.

Por esto, es bueno conocer otros trucos para quitar el sueño que no contengan cafeína ni teína. Por ejemplo, si estás pensando en qué puedes comer que no te haga sentir más cansado y que sí te aporte energía, te gustará saber que hay varios alimentos buenos paras ello.

Una de las mejores opciones son las manzanas, puesto que varios estudios científicos han demostrado que una manzana, gracias a su contenido en fructosa, consigue generar en nuestro cuerpo el mismo golpe de el mismo aumento de energía que la cafeína o la teína, pero de una forma mucho más natural. Así que, si te preguntabas cómo quitar el sueño rápido, ahora sabes que si cuando te sientes muy cansado comes una manzana, los nutrientes que esta aporta te harán sentir despierto y activo en poco rato.

Los carbohidratos, ideales para evitar el sueño

Los carbohidratos complejos son otra de las mejores maneras de obtener energía para afrontar del día a día y, de hecho, forman parte de la alimentación equilibrada los deportistas, pues necesitan un gran aporte de energía. A diferencia de los carbohidratos simples, como la bollería o las chucherías, los carbohidratos complejos nos dan fuerzas y nos activan de forma que consiguen mantenernos activos durante todo el día, ya que procesarlos correctamente lleva más tiempo a nuestro organismo.

Los días en los que te encuentres más cansado, para obtener energía y sentirte más despierto, puedes comer pasta, cereales integrales, pan integral, arroz o legumbres, en un rato tras ingerirlos comenzarás a notarte mucho más espabilado.

Además, es importante que tengas en cuenta que el desayuno es la comida más importante del día, por lo que lo más recomendable es incluir en este los carbohidratos complejos.

El limón quita el sueño

El agua con limón es una de las mejores bebidas para quitar el sueño, además de ser uno de los mejores aliados para limpiar tu organismo de toxinas y otros residuos. Gracias al contenido de vitamina C y otros antioxidantes del limón, este cítrico nos ayuda a activar nuestro cuerpo, aportándonos mucha energía de forma natural, haciendo que dejemos el cansancio atrás y estemos mucho más despiertos.

Asimismo, pueden servir otros alimentos muy ricos en vitamina C, como las naranjas, los pomelos, los kiwis, las mandarinas, las fresas, las espinacas, el brócoli, la coliflor, los guisantes o las zanahorias.

Cómo quitar el sueño rápido con ejercicio

Otro truco efectivo que te interesará conocer si quieres saber cómo quitar el sueño por la mañana, o para despejarte a cualquier hora si lo necesitas, es hacer estiramientos. Se recomienda comenzar a estirar los brazos, el cuello y la espalda y por último las piernas. Si no es suficiente, seguidamente puedes saltar un poco, pasear o andar a un buen ritmo constante o bien, salir a correr un poco.

Este tipo de ejercicio es una opción muy sencilla, natural y saludable de evitar seguir cansado y, así, lograr rendir al máximo.

UNCOMO

Salud Ocular

Cuidar la salud ocular

Solo el 40% de la población española se ha realizado un examen exhaustivo de la visión en el último año

 
Imagen: Alan Turkus

Realizar una revisión anual de la visión, proteger los ojos de los rayos del sol o de rasguños al practicar deporte, no fumar, hacer ejercicio con regularidad y seguir una dieta sana son algunos de los consejos para cuidar la salud de nuestros ojos. Sin embargo, según los resultados del "Libro Blanco de Visión en España", nuestro país suspende en prevención visual. Este artículo apunta algunos resultados de este documento y aporta información sobre la fatiga visual y la higiene visual en los escolares.

La salud visual a los españoles preocupa pero no ocupa, a tenor de los datos del último "Libro Blanco de Visión en España" presentado a finales de 2013 por la (FEDAO), la Asociación Visión y Vida y el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO). Así, pese a que el 95% de los españoles considera que la vista es el sentido más valioso, solo el 40% de la población se ha sometido a un examen visual exhaustivo en los últimos 12 meses.

Del documento se extrae también que la salud visual preocupa más a las mujeres españolas que a los hombres: el 66% se hacen revisiones regulares frente al 57% de los varones. Tampoco parece que sea una cuestión significativa para los jóvenes, puesto que solo un 56% acude a las revisiones de manera habitual.

En España 25 millones de personas tienen algún defecto ocular que les provoca un enfoque inadecuado en la retina

Los expertos que han realizado el Libro Blanco señalan que la crisis también repercute en la visión de los españoles: además de que las visitas al óptico-optometrista han disminuido un 25%, se estima que más de cuatro millones de usuarios que deberían utilizar algún tipo de corrección óptica no lo hacen por su situación económica o por desconocimiento.

En nuestro país se cifran en 25 millones las personas con algún defecto ocular que les provoca un enfoque inadecuado en la retina. Y a medida que aumenta la edad, más se incrementa el número de afectados: en población mayor de 55 años, el 93% usa algún sistema óptico para mejorar su visión.

La fatiga visual

Otro punto importante en el cuidado de la salud de los ojos es el cansancio visual. Quienes llevan a cabo actividades que implican el empleo prolongado de la visión cercana pueden desarrollar síndrome de fatiga ocular. Además, el uso extensivo de ordenadores, tabletas y otros dispositivos electrónicos que invade la vida profesional y personal ha hecho aumentar el número de personas que relatan estos problemas.

El motivo es el sobreesfuerzo del mecanismo de enfoque de los ojos que, a la larga, provocan dificultad para enfocar bien los objetos lejanos, lo que da lugar a una visión borrosa, como si de miopía se tratara. A pesar de que los efectos son temporales y desaparecen por completo con periodos de descanso, los especialistas advierten de la importancia de asegurar esta pausa porque, de lo contrario, el estrés visual mantenido puede afectar a la visión de lejos a largo plazo.

Higiene visual para los escolares

Los especialistas aconsejan de manera reiterada la importancia de la revisión ocular en los escolares, mejor, en las primeras semanas de colegio. Un problema de visión puede ocasionar dificultades de aprendizaje, como una mala comprensión lectora o falta de motivación. En el Libro Blanco se advierte que más de la mitad de los niños españoles de 6 a 9 años nunca ha pasado por una revisión ocular, una cifra considerable si se tiene en cuenta que son los que más gafas y lentillas usan de toda Europa.

Más de la mitad de los niños españoles de 6 a 9 años nunca ha pasado por una revisión ocular

Por otro lado, no hay que restarle importancia a las condiciones en las que el pequeño trabaja. Para un escolar, tan importante es aprender a estudiar como a hacerlo en la posición adecuada. Por eso es fundamental que, desde edades tempranas, se le ayude a mantener una postura idónea que evite un mal funcionamiento o el sobresfuerzo de algún ojo. Las normas de higiene visual contribuyen a un mejor rendimiento, una menor fatiga de los ojos y a mejorar la visión, cuando ya hay algún problema visual establecido.

Desde la Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo y del Comportamiento (SIODEC), recomiendan para niños:

  • Sentarse de manera correcta, con la espalda derecha y los dos pies apoyados en el suelo.
  • Mobiliario adecuado. Los menores deben utilizar muebles apropiados a su altura. La silla debe ser regulable, y la mesa debería poder inclinarse unos 20 grados. Además, es preferible que la mesa esté situada frente a una ventana, para poder mirar al horizonte durante un minuto cada 15.
  • La iluminación. Hay que estudiar con una luz en el techo y otra que apunte al plano de trabajo (colocarlo a la izquierda si se es diestro, a la inversa si zurdo), evitando que enfoque a los ojos, que deslumbre y que haga sombra.
  • La distancia de lectura se estima que debe ser la misma distancia que hay desde el codo hasta el nudillo del dedo medio o corazón.
  • Los antebrazos deben apoyarse en el plano del trabajo.
  • No leer con la cabeza. Si se hiciera, es un signo de problema visual. Los ojos son los únicos que deben ejecutar los movimientos con regularidad y eficacia. Al leer, se deberían mover solo los ojos.
  • No olvidar interrumpir la actividad visual prolongada en visión próxima, para mover el cuello y cambiar de postura.
  • Seguir una dieta rica en frutas y verduras (sobre todo, zanahorias, ciruelas y espinacas...), aceites de pescado y aceites vegetales, sin que falte la leche y el queso.
  • Alternar el estudio con salidas a espacios libres o abiertos.

Reeducación visual

Con aportaciones de distintas técnicas ha surgido la "visión natural o reeducación visual", un proceso que puede ayudar a mejorar la visión. En este enfoque se considera el papel que juega la consciencia: cuando la mente y el sistema visual están relajados, la visión mejora. Según sus defensores, son las personas que con las actitudes y costumbres sobrecargan el sistema visual. Por ello, sin una mente relajada, el sistema visual no puede funcionar de manera correcta. El papel del educador visual, que no sustituye la figura ni del optometrista ni del oftalmólogo, es enseñar técnicas de relajación y ejercicios que repercutan en una visión más relajada.

MONTSE ARBOIX

7 de marzo de 2014

Eroski Consumer

CONSULTE CON NUESTROS ESPECIALISTAS

Ortodoncia Invisible

ORTODONCIA

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Revonar Carné

carne 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Guardar

GuardarGuardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Implantes Dentales

anigif PROMOCIÓN¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ IMPLANTES. (Nobel-Biocare) Tecnología Branemark Original
Importe:  Implante completo.  1.900€  Con Guía quirúrgica.
¡¡¡¡ Consulte su Financiación!!!!! Visita e información Gratuita.

Guardar

Guardar

Guardar

Centro Vacunación

VACUNATE

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

COMIENZA PUBLICIDAD

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

TEST-HARMNOY-300x300

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar